UVA TINTA

MONASTREL

Es una de las variedades principales, y eso que su cultivo ha caído con estrépito en las dos últimas décadas.

Dicen los expertos que su potencial enológico se exprime con maduraciones bien hechas, lo que da lugar a vinos con alcohol, de capa alta, tánicos y estructurados, aunque ásperos en juventud.

Es una variedad peculiar en aroma y de color no muy estable si no hay un buen contraste de temperaturas entre noche y día. Muy apropiada para la mezcla.

De porte erguido, brotación tardía y maduración muy tardía. Sensible a ácaros, mildiu y podredumbre.

El oídio lo aguanta bien. Resiste fenomenal a la sequía, que pasa por ser una de las virtudes más aplaudidas en muchas zonas de España.

Sus 39.924 hectáreas la sitúan en el sexto lugar en superficie entre las variedades españolas. El 51% está localizado en Murcia, el 33% en Castilla La Mancha y el 15% en Valencia.

Tamaño medio, compacidad alta y forma cónica con un ala.

Pequeña, esférica y de color azul negro.

Alcayata, Del Reyno, Garnacha, Garruch, Garrut, Garruts, Gayata, Mandó, Molverde, Molverdes, Monastel, Monastrel, Morastel, Morastell. En Francia Mourvèdre.