Uvas tintas

SYRAH

Lo tiene casi todo para ser grande. Buen grado alcohólico, acidez alta, vigor, cuerpo, taninos, aromas y color. Y no se suele quedar corta en producción.

Eso explica que en dos décadas haya pasado en España de 4 hectáreas a 20.000 y por si fuera poco va bien con la Tempranillo y la Garnacha.

Por el contrario, aquí necesita de agua de riego, es muy sensible a la clorosis y si se abusa de carga sus virtudes se difuminan.

La Planta:
Es de brotación media y maduración temprana. Tiene porte semierguido y produce más madera que uva. Es una cepa con vigor, fuerte y con prestancia.

Le comparan algunos, por diferentes motivos, con la Tempranillo y la Cabernet Sauvignon, lo que sin duda habla muy bien de ella.

Superficie cultivada:
20.000 hectáreas. Muy repartidas, pero con mayoritaria presencia en La Mancha, 64%. Es de las foráneas más exitosas.

Racimo:
Mediano, compacto y forma cilíndrica.

Baya:
Mediana, forma elíptica corta y color azulado negro.

Sinonimias:
Candive, Biaune, Hignin Noir o Serine en Francia; Balsamina, en Argentina.

Ver Ficha oficial del Registro de Variedades de Vid