Uvas tintas

MONASTRELL

Es una de las variedades principales, y eso que su cultivo ha caído con estrépito en las dos últimas décadas.

Dicen los expertos que su potencial enológico se exprime con maduraciones bien hechas, lo que da lugar a vinos con alcohol, de capa alta, tánicos y estructurados, aunque ásperos en juventud.

Es una variedad peculiar en aroma y de color no muy estable si no hay un buen contraste de temperaturas entre noche y día. Muy apropiada para la mezcla.

La Planta:
De porte erguido, brotación tardía y maduración muy tardía. Sensible a ácaros, mildiu y podredumbre.

El oídio lo aguanta bien. Resiste fenomenal a la sequía, que pasa por ser una de las virtudes más aplaudidas en muchas zonas de España.

Superficie cultivada:
59.000 hectáreas. Quinta en el ránking, aunque en dos décadas se ha arrancado casi la mitad. El 51% está en Murcia, el 33% en La Mancha y el 15% en Valencia.

Racimo:
Tamaño medio, compacidad alta y forma cónica con un ala.

Baya:
Pequeña, esférica y de color azul negro.

Sinonimias:
Alcayata, Del Reyno, Garnacha, Garruch, Garrut, Garruts, Gayata, Mandó, Molverde, Molverdes, Monastel, Monastrel, Morastel, Morastell. En Francia Mourvèdre.

Ver Ficha oficial del Registro de Variedades de Vid