Uvas blancas

MACABEO

Su generosidad productiva y su versatilidad enológica le confieren atractivo como parte en diferentes tipos de vino: cavas (donde más destaca), jóvenes, crianzas, fermentados en barrica, vinos de licor y tintos faltos de acidez.

Está extendida por casi toda España, ocupando el sexto lugar en superficie, y lo estaría más si no fuera por la delicadeza de su hollejo y lo abigarrado del racimo, que le hace presa fácil de oidio y brotytis.

La Planta:
Es de porte erguido, brotación tardía y maduración media-tardía. Sensibilidad media a oidio y brotytis y algo sensible a mildiu y al corrimiento del racimo.

Admite bien la poda larga si se le dan caprichos en su cultivo, con cargas de uva potentes que a cambio hay que cuidar con esmero.

Superficie cultivada:
35.000 hectáreas. 39% Cataluña, 20% Castilla la Mancha y Aragón 10%. Presente en 13 Comunidades.

Racimo:
Mediano con una compacidad muy alta de forma cónica larga.

Baya:
Tamaño mediano de forma esférica y color amarillo dorado, pardo por efecto del sol.

Sinonimias:
Viura, Blanco de Daroca, Blanco Fino, Malvasía, San Diego, Tortosina, Viuna y Verdigell.

Ver Ficha oficial del Registro de Variedades de Vid