Cómo plantar viña en condiciones

El máximo respeto que nos merece cada viticultor y su forma de entender el cultivo de la vid no impide que les transmitamos una serie de principios básicos para cuando llegue el momento de instalar un nuevo viñedo.
Esperamos que, ahora que iniciamos una nueva campaña vitícola de plantaciones, pueda ser de utilidad y, una vez más, nos haga reflexionar y ser previsores. Viveros Villanueva Vides, como parte esencial en este proceso, está a su disposición para facilitarles las mejores plantas de vid, pero tambi522f83a2-5c58-4349-a3e1-2bbc88bd6742én el asesoramiento que en cada caso sea necesario.

PREVISIÓN
Las decisiones técnicas vinculadas a una plantación comprometen la rentabilidad, al enólogo y al viticultor durante varias décadas. Dados los desafíos técnicos, cualitativos y económicos resultaría ideal anticipar el proyecto de plantación vital hasta con 3 años. Quizá sea una utopía, pero quédense con que la idea es de
dicar suficiente tiempo para el estudio del suelo, elección del material vegetal, preparación del terreno y fertilización.

SANEAMIENTO DEL SUELO FRENTE A NEMATODOS

Antes de replantar tras arranque, especialmente en parcelas donde se detectó incidencia de virosis como el entrenudo corto en plantas viejas, es esencial aplicar alguna de estas prácticas:
1.- Cultivo de plantas antagonistas.
2.- Tratamiento con nematicidas.
3.- Desvitalizar las cepas viejas con herbicida tras la última vendimia antes de la plantación.
La desvitalización de las cepas (herbicida tras vendimia) y la erradicación de las raíces, en especial en caso de presencia reconocida de virus como el entrenudo corto, son esenciales. Lo ideal sería retrasar la plantación entre 18 y 24 meses tras el arranque. Las plantas antagonistas del nematodo Xiphinema index son interesantes como acción nematicida, ya que su siembra reduce significativamente la presencia del nematodo y es mucho más económica que el tratamiento químico con Dicloropropeno. Lógicamente, entendemos que dada la premura de l
os procesos de replantación no siempre se pueden realizar cultivos alternativos.

ANÁLISIS DEL SUELO: DECIDA INFORMADO
El objetivo principal es determinar la variabilidad y las características agronómicas de los suelos de la parcela a plantar atendiendo a varios enfoques:
• Situación orográfica: altitud, pendientes, hoyadas, exposición al sol…
Observación de los diferentes horizontes del suelo (textura, humedad, estructura…y análisis fisicoquímico de muestras tomadas de horizontes representativos (suelo y subsuelo).
Consideración de las cosechas anteriores en el caso de replantación, ya que las lecciones aprendidas del comportamiento de la parcela constituyen información valiosa (heterogeneidad productiva, precocidad, vigor, sensibilidad a la sequía, deficiencias o clorosis férrica…).

Las analíticas de suelo deben ser lo más completas posible para posibilitar un diagnóstico acertado y atender a: granulometría, contenido de materia orgánica, nitrógeno total, C / N, pH del agua, pHKCl, capacidad de intercambio catiónico (CEC Metson), cationes intercambiables (calcio, potasio, magnesio y sodio), piedra caliza total y piedra caliza activa para suelos carbonatados…
Los parámetros de suelo que debéis priorizar para la planta son
la textura, caliza activa, conductividad, ph y materia orgánica. El resto de cuestiones os ayudarán a realizar los mejores abonados de fondo o correcciones pertinentes.

FAVOREZCA LA MINERALIZACIÓN DEL ESTIÉRCOL DE FONDO

La incorporación o no de abonos debe basarse en los resultados de los análisis realizados. Las enmiendas orgánicas es preferible realizarlas durante el arado, para distribuir la enmienda en todo el espesor del horizonte trabajado. La profundidad de arado no debe exceder de 20 a 30 cm, para que la materia orgánica pueda ser mineralizada (por las condiciones aeróbicas).
Cuando las enmiendas de calcio son necesarias
, deben incorporarse al menos 6 meses antes de la siembra y no deben estar en contacto con las enmiendas orgánicas.

SELECCIONE VINÍFERA Y PORTAINJERTO CON CRITERIO

La adaptación de variedades de uva, clones y portainjertos a las características agronómicas de un suelo es un requisito previo para el desarrollo armonioso de las vides. Cada variedad de uva se caracteriza por sus propias aptitudes culturales (vigor, productividad y precocidad) y enológicas (potencial alcohólico, fenólico y aromático). El viticultor debe proyectar sus viñas de acuerdo con el potencial vitícola de los suelos que tiene en su propiedad, la uva que quiere producir y/o el vino que desea producir.
La elección del portainjerto es preeminente para lograr un vigor equilibrado y una calidad óptima. Debe cumplir 2 objetivos: superar las limitaciones del suelo (riesgo de clorosis férrica, sequía…) y optimizar los objetivos (rendimientos, tipo de vino).
En este punto es donde Viveros Villanueva Vides podrá ofrecerle un amplio abanico de variedades y combinaciones con diferentes patrones y demostrar su responsabilidad capital en el cultivo de plantones de pureza varietal y sanitaria, una cuestión esencial para el futuro de nuestros viñedos.

CONTRATE LAS PLANTAS CON TIEMPO SUFICIENTE

Lo ideal es hacer el pedido de las cepas de vid a raíz desnuda unos 18 meses antes de la plantación, pero somos muy conscientes de que ni la volatilidad de los mercados, ni lo
s planes de reestructuración y reconversión del viñedo y tampoco los procesos para obtener autorizaciones contribuyen en exceso a este interesante objetivo. En cualquier caso, sería conveniente para todos no dejar este contrato para el final.

TRABAJE EL SUELO PARA FAVORECER AL SISTEMA RADICULAR

El objetivo es mejorar las propiedades físicas de los suelos, a fin de crear condiciones favorables para la instalación del sistema de raíces de las plantas y el desarrollo equilibrado y armonioso posterior cuando sean adultas. Esto es clave.
En presencia de un subsuelo compacto (textura dominada por arcilla y/o limos) o endurecido, la descomposición mecánica puede mejorar la porosidad de los horizontes profundos y facilitar así el desarrollo del sistema radicular. El uso de herramientas tipo subsolador o desgarrador a menudo es preferible a la práctica de arad
o profundo, que implica en suelos calizos una inversión negativa de los horizontes trabajados.

LABOREE LA CAPA SUPERFICIAL DEL SUELO UN MES ANTES

Alrededor de un mes antes de plantar el agricultor debería, en lo posible, desmenuzar la franja de tierra donde se asentarán las raíces y, posteriormente, aplicar una grada rotativa o similar para eliminar mal
as hierbas y allanar para facilitar el trabajo de plantación.
En los suelos más pesados es conveniente realizar un trabajo adicional de rotavator para romper todos los terrones. Estas labores deben realizarse siempre con el mejor tempero posible. No hay peor enemigo para las raíces de las plantas que la compacidad provocada por estos trabajos sin sazón o el exceso de pasadas inútiles.

ACONDICIONE LAS PLANTAS A LA FORMA DE PLANTAR

Las plantas a raíz desnuda que ofrecemos están listas para plantar mediante medios mecánicos. Las raíces, como norma general, se cortan a un largura de unos 10 centímetros. Está comprobado que a mayor largura mayor capacidad de surgimiento de nuevas raicillas que ayuden inicialmente al desarrollo de la planta, pero si se dejan excesivamente largas se producen curvaturas exageradas y podemos provocar un peligroso estrés. En plantación manual suele ser necesario cortar más las raíces para evitar esta problemática que les describimos.

Lo esencial es que las raíces contacten con la tierra y se eviten bolsas de aire que faciliten la desecación… Viveros Villanueva Vides ofrece habitualmente planta de 35-40 centímetros más la longitud de las raices, una medida que creemos equilibrada al carácter generalmente seco de nuestros suelos y clima.
El brote de la planta se corta a dos yemas y se parafina hasta por debajo del punto de injerto. El objetivo es evitar la desecación, proteger las yemas del frío y poder plantar sin la antigua necesidad de aporcar tierra sobre la planta que provocaba el surgimiento de raíces de la vinífera (cinco centímetros será suficiente y te
nga en cuenta que la tierra se asentará con el paso de las semanas).

EL AGUA DE RIEGO, UNA BENDICIÓN

La planta joven tiene un sistema radicular muy poco desarrollado. Sus raíces solo pueden explorar de momento la capa superficial del suelo, lo que la hace sensible tanto al déficit de agua por sequía como a los encharcamientos, provocando la asfixia radicular, déficit de desarrollo e incluso la muerte de las plantas.
Un riego tras la plantación es un seguro de éxito si no nos acompañan las lluvias e imprescindible cuando las plantaciones se realizan a final de primavera y el tiempo es caluroso.
En los últimos años, tras muchos de sequía, algunos pozos y acuíferos empiezan a dar síntomas de agotamiento. Nos estamos encontrando cada vez mas con aguas muy salinas o con conductividades muy altas. Esto es debido a la proliferación de sales en dichos pozos por la sequía. Recomendamos en estos casos realizar una analítica del agua de riego.
Recomendamos realizar, en la medida de lo posible, un riego tras la plantación. Con esto conseguimos apelmazar la tierra junto con las raíces y eliminaremos las temibles bolsas de aire.

CULTIVE TRAS PLANTAR Y ESTIMULE EL ENRAIZAMIENTO

El objetivo del laboreo es limitar el desarrollo de maleza y promover el establecimiento del sistema radicular en profundidad.
El mantenimiento mecánico del suelo permite una buena aireación y una mejor implantación de las raíces en profundidad, lo que limita los riesgos de estrés hídrico. Mucho cuidado con las máquinas rotativas que favorecen la compactación o suelas de labor.

EVITE HERBICIDAS Y PREVENGA FRENTE A PLAGAS

Como norma general deben evitarse o reducirse al mínimo los tratamientos con herbicidas cuando las plantas son jóvenes, porque las invisibles derivas del producto pueden jugarnos malas pasadas y provocar toxicidades graves.

El uso de protectores puede ser una ayuda en la protección de los plantones frente a los herbicidas de contacto, frente a conejos o el viento, pero el efecto invernadero puede favorecer un desarrollo demasiado rápido o concentrar la humedad y la temperatura favoreciendo a diferentes plagas.

En ocasiones existe la tendencia a olvidarse de las nuevas plantaciones cuando se confirma su desarrollo inicial, pero las plagas que afectan a los viñedos ya en producción también afectan a las plantas jóvenes y pueden comprometer que la planta haga el ciclo y acumule reservas suficientes.

Estas condcalendario1-vv-2019iciones que les hemos descrito son fruto de la experiencia y el consenso de viveristas, viticultores y técnicos especialistas de toda Europa, por lo que su cumplimiento les ayudará a asegurarse el éxito de sus nuevas plantaciones.